Chile debe incorporarse a la Sociedad del Conocimiento