Seremi de Justicia supervisa medidas en contra del virus hanta en cárceles

Seremi de Justicia supervisa medidas en contra del virus hanta en cárceles

06 Diciembre 2012

Plan para resguardar la seguridad de internos y funcionarios de Gendarmería.

Comunicado >
authenticated user

El Ministerio de Justicia instruyó a Gendarmería ejecutar un plan preventivo contra el virus hanta en los recintos penitenciarios de la región de 0’Higgins.

La medida fue informada por la seremi de Justicia, Paula Middleton, quien inspeccionó el Centro de Cumplimiento Penitenciario de Peumo.

La visita tuvo como objetivo constatar en terreno los avances del plan preventivo, específicamente las medidas adoptadas en el penal.

“Nuestro compromiso es el bienestar de toda la población, tanto de los internos como de los funcionarios. Por eso, hemos reforzado las medidas de desratización, limpieza e higiene”, remarcó.

La autoridad regional destacó también que se ha fortalecido la entrega de información, con la distribución de 500 cartillas y 12 afiches para ser colocados en los diarios murales de los penales. Todo esto, para resguardar la seguridad de los internos y funcionarios que pudieran tener algún tipo de contacto.

El programa se está aplicando en los Centros de Cumplimiento Penitenciario de Rengo, Santa Cruz, y Peumo. En estas unidades, se colocaron contenedores de basura de 120 litros y tapa.

Mientras, en la cárcel concesionada de Rancagua se realizó una campaña de difusión a funcionarios y usuarios.

El plan preventivo también se está desarrollando en el Patronato local de Reos de Rancagua; Centro de Reinserción Social de San Fernando, y Centro de Internación Provisoria-Centro de Régimen Cerrado de Graneros por parte del Servicio Nacional de Menores (Sename).

En esta oportunidad, la seremi de Justicia recorrió las dependencias del recinto penal de Peumo, donde inspeccionó el normal funcionamiento del programa, correspondiente a la implementación de las ocho medidas preventivas.

Las medidas corresponden a la aplicación diaria de cloro en cocinas, baños de personal e internos; inspección del estado y recambio de cebos pesticidas mensualmente; erradicación de basura o desechos perimetrales; control y manejo de desechos domésticos en contenedores cerrados.

También la erradicación de malas hierbas; enrejado y/o sellado de ductos de alcantarillado y desagüe de aguas lluvias; reforzamiento de limpieza intramuros; campaña sobre higiene personal y medidas de prevención para internos y funcionarios; chequeo de cumplimiento de normas sanitarias y de limpieza en centrales de alimentación y bodega de víveres.