“Para meditar no se requiere cinco años de estudios en la universidad”

“Para meditar no se requiere cinco años de estudios en la universidad”

23 Junio 2012

Así lo aseguró Isabel Gacitúa, miembro de la asociación MeditaChile. La meditación, no sólo puede ser un ejercicio individual sino que también puede contribuir a la transformación social. ¿Cómo hacerlo?

Julia Alsina >
authenticated user Editor

Muchas veces la meditación puede parecer, a los no instruidos, un método exclusivamente de relajación y de introspección con uno mismo. Pero, en el fondo, puede servir para generar un cambio social a partir del conocimiento de uno mismo y la relación con el otro. Esta transformación social a partir de de la meditación es lo que persigue la asociación MeditaChile. Conversamos con Isabel Gacitúa, una de las integrantes de este proyecto, sobre la meditación y sus beneficios no solo a nivel individual sino también a nivel social. 

¿Cuál es el aporte que puede dar la meditación hacia un cambio social?

Primero, la meditación tiene aportes individuales y esos están muy probados científicamente. De hecho, una persona con una semana de meditación diaria duplica su capacidad inmunológica. La telomerasa, que es una enzima que mide la vida celular, también se duplica después de entre 5 y 10 años de meditación diarios. Está demostrado que alarga la vida. La ansiedad baja a un tercio después de una semana meditando y estoy hablando de gente que no es meditadora experta. Si nos acercamos más a lo social, bajan los niveles de violencia.

La propuesta de Medita Chile es que; si integramos la meditación en la consciencia, en los procesos de transformación social, sería desde un lugar no violento. Surgió la idea porque el año pasado tuvimos un año muy intenso en demandas sociales y movimientos. Se estableció que en el fondo faltaba diálogo, faltaba equidad, faltaba tener autoridades más sensibles a lo que le pasa a la gente. Nosotros proponemos que también falta consciencia. La ampliación de esa conciencia se adquiere con estar en plena presencia, con poder respetar a los otros con humildad. Existen muchos factores a los cuales nosotros creemos que se puede llegar a partir de la meditación.

¿Por qué, hoy en día, se relaciona la meditación con prácticas destinadas a la élite?

La primera meditación, la más primitiva y la que nos surge más naturalmente es la contemplación del fuego. Se ha probado además que existe en todas las culturas. Especialmente en occidente se perdió desde la cultura griega. Ahora, toda la recuperación de la práctica meditativa ha llegado a las élites. Hoy en día está el mindfullness (práctica de meditación) muy de moda, pero la práctica es muy elitista.

Tuve una experiencia donde mostré meditación a unos jóvenes en vulnerabilidad social  y con suerte les sonaba la palabra, entonces la práctica meditativa está muy encapsulada. La intención de la asociación tiene que ver con democratizarla, que esté al acceso y conocimiento de todos porque todos podemos meditar. No se requiere cinco años de estudios en la universidad.

¿Cuáles son las herramientas para poder hacer llegar la meditación a otros ámbitos?

En MeditaChile tenemos distintos planes de acción. El primero tiene que ver con el poder. Queremos buscar personas que están liderando procesos de transformación social y que esté realmente disponible para ello. Eso tiene que ver con generar redes y un concepto que se llama liderazgo “mindfulness”. Se trata principalmente de liderar desde un lugar de plena presencia. Con plena presencia me refiero a que los líderes estén situados en dónde están, no es un liderzgo impositivo, no es agresivo en su estilo, sino que es más democrático. La idea es poner meditación en esos espacios, y eso va desde los liderazgos políticos, hasta las personas que están haciendo acción social en distintos lugares del país.

Otra pata tiene que ver con la educación. Entre 2012-2013 nos proponemos entrar a los contextos escolares: desde los alumnos, padres, apoderados, profesores y directivos. Vamos a hacer pilotos en cuarto básico, uno de los niveles más conflictivos a nivel académico y de convivencia escolar.

¿Que tipo de meditación proponen en MeditaChile?

La meditación que nosotros planteamos es un protocolo de meditación que se llama Shamata. No tiene ningún credo, ningún dogma, ni tampoco ninguna pretensión política. Simplemente es concentrarse en la respiración y tiene que ver con poder aquietar la mente y poder centrarse en uno mismo. En el fondo, el foco está puesto en mi y no está puesto afuera. Entonces, si me conecto mejor conmigo, mejor puedo estar conectado con los demás, por eso es tan social. La meditación muchas veces se ve como una práctica muy individual. Pero si tu estás conectado contigo es mucho más fácil la interacción y el vínculo con otro.

¿Cuáles son los alcances de la meditación, más allá de la relajación?

La relajación es el primero que se alcanza con la meditación. La relajación es un paso previo. La meditación te permite "darte cuenta" y "darte cuenta" muchas veces no significa relajación. Una de las cosas que tiene la meditación es que es un ejercicio atencional, es decir, la capacidad de poner atención a tus pensamientos. La meditación, al final es un ejercicio de concentración muy profundo para poder tomar estos pensamientos dejarlos ahí, aceptarlos y poner un observador a mirar eso. El ejercicio es frenar la máquina que todo el rato está analizando, eso es un beneficio.

¿Se puede mediante la meditación hacer un cambio social o se relaciona más con un trabajo individual?

La capacidad de vincularse con el otro aumenta porque se reducen los estados de ansiedad. La única manera de hacer contacto con otro de manera profunda tiene que ver con poder estar conectado con lo que te sucede a ti. La empatía de verdad es que cuando yo te veo a tí y veo que estas con pena, rabia, etc. puedo leer tu estado emocional porque soy capaz de leer mis estados emocionales. Desde ahí se entiende que los vínculos mejoran. Además la práctica meditativa es mucho más productiva si se hace en comunidad.

¿Qué proyectos han desarrollado desde MeditaChile?¿Cuáles tienen planeados?

Esto surgió a principios de este año con Alfredo Molina que es un meditador desde hace más de 50 años y ha recogido técnicas y doctrinas de distintos lugares del mundo. Surge desde una inquietud, de que la meditación puede ayudar a un montón de personas.

Después aparece este lado más social. Ya no es llevar meditación a todas partes, sino que se impliquen en el proceso. Generamos una estructura y un protocolo de meditación. Hace 2 semanas hicimos el primer encuentro ampliado, donde invitamos a potenciales instructores de meditación, personas que tienen redes sociales en el país, no solo en Santiago, es decir, Medita es Chile, no Santiago. La pretensión es generar en todas las regiones del país núcleos donde esté MeditaChile y que se pueda expandir esta práctica.

Quien esté interesado en colaborar, como voluntario, instructor o crear comunidades de meditación en MeditaChile pueden escribir a la siguiente dirección de correo electrónico: [email protected]

Comentarios

Imagen de Rafael de la Puente

Buen Artículo y Buena

Buen Artículo y Buena Iniciativa - Mas informción muy interesante sobre meditación puede encontrarse en www.meditacion.org  - Se lo recomiendo.