Las tradicionales Veranadas se tomaron la región de O’Higgins

Las tradicionales Veranadas se tomaron la región de O’Higgins

14 Diciembre 2015

La actividad que busca llevar a los animales a la Cordillera, para que no sufran por la escasez de alimentos, se realizó en la comuna de Machalí.

Juan Ignacio Martin >
authenticated user Corresponsal

Positiva fue la evaluación que todas las partes implicadas dieron al culminar una actividad que por décadas se ha repetido por parte de los arrieros, conocida tradicionalmente como la veranada, instancia en la que se  llevan a sus animales a sectores más cordilleranos en los meses calurosos del año, debido a que por las altas temperaturas de la fecha se produce un déficit del forraje y por ende es necesario poder  encontrar otras fuentes alimenticias, las que pueden obtenerse en zonas más altas, donde las temperaturas ya no son tan fuerte como las que se encuentran en sectores  bajos. Actividad que fue desarrollada el pasado sábado 12 de diciembre.

No obstante, a pesar de ser una actividad que se repite año a año, para el 2016 fue un desafío diferente ya que con varios meses de anticipación, se optó por formar una mesa de trabajo que analizara los diferentes temas que tiene una actividad tan tradicional como la veranada, en la que se ven implicado temas desde la seguridad, hasta otros que pasan por aspectos del control de ganado.

Tal como fue presupuestado, la actividad se inició el día sábado 12 de diciembre desde la comuna de Machali, a las 5:00 A.M. Punto de inicio de una larga marcha de los arrieros con más de 200 caballos para llegar a sector cordillerano de las Cayanas con sus animales.  La Travesía fue por el interior de diferentes cerros de la comuna, en ascenso al primer punto de encuentro que sería en el kilómetro 19 aproximadamente de la Carretera Del Cobre de la misma comuna. En dicho punto ya se encontraban esperando Carabineros de Chile, Encabezado por el comandante Juan Baeza y además del Seremi de Transportes y Telecomunicaciones, Francisco Lara Acevedo, era un punto importante ya que todos los animales debían cruzar la carretera para seguir su avanzada por el camino antiguo a Coya, por ende se procedió a realizar los cortes de tránsitos correspondientes, para lograr que los caballos cruzaran y además evitar algún accidente por un vehículo que no se percatara o inclusive algún animal que se desprendiera del grupo.

De esta manera, se continuo con la marcha de los caballos quienes llegaron al pueblo de Coya y avanzaron por sus principales calles para seguir con el ascenso, a pesar de que los vehículos debían ceder el paso a los animales, ellos colaboraron en todo momento, acostumbrados a una actividad que no es nueva para le gente de la comuna y que saben además que es necesaria para que no les falte el alimento.

Una vez cruzada la zona urbana se siguió con la avanzada, a paso firme y sin demostrar mayor complicación, solo algunos potrillos que se salían del grupo pero que no eran un desafío complejo para aquellos arrieros que en cosa de segundos lograban que el joven animal volviese a la caballería.

El diputado Ricardo Rincón aprovecho también de mencionar que “Se tenía que plantear legítimamente el problema que tenían los arrieros y buscar una solución, por eso hay que reconocer el espíritu que tuvieron todos los implicados para facilitar el trabajo y desarrollo de la veranada”.

Francisco Lara, Seremi de Transportes y Telecomunicaciones destacó que “La norma no debiese estar por sobre la tradición por eso nosotros como Seremi de Transportes, íbamos a hacer todo lo posible para facilitar la veranada, y que los arrieros pudieran tener todas las condiciones para llevar a sus animales”.

Rodrigo Sotomayor, director del SAG, establece que “Nosotros siempre decimos que no solo la ciudad es importante, el mundo de la ruralidad también lo es y el SAG siempre ha estado involucrado con la gente de campo, lo hemos hecho con el solo espíritu de hacer las cosas bien para asegurar un estado sanitario importante”.

Finalmente el Comandante de Carabineros Juan Baeza nos indica que “Es una tradición pero ya las rutas no son las mismas, la modernidad nos lleva a enfrentar otros tipo de situaciones y por eso había que regular la actividad para salva guardar la integridad de ustedes, sus animales y la gente en general”.

Se finalizó el conteo y revisión sanitaria de los caballos en el punto de control, para que los arrieros continuaran con su éxodo místico hacia el sector de las Cayanas, nuevo hogar temporal que sería para sus animales, los que recién volverían a bajar a fines de abril, y así mantener por muchos años más la tradicional actividad de la veranda.

Cabe destacar que la actividad de transporte de ganado fue aprobada mediante la resolución 641 que autorizaba el arreo de animales por vías de la comuna de Machali según condiciones establecidas en esta misma.