CONAF cubre los cielos de O'Higgins

CONAF cubre los cielos de O'Higgins

21 Diciembre 2018

Debido al cambio climático que afecta a la región de O´Higgins, es que la Corporación Nacional Forestal, ya cuenta con cuatro aeronaves para la temporada de alta incidencia de incendios forestales.

El Rancahuaso >
authenticated user Editor

 

Condiciones climatológicas ventajosas para el inicio del fuego, falta de conciencia de la población para prevenir incendios forestales, son parte de las razones por las cuales la región ya lleva varios incendios. Los cuales, gracias al trabajo de combate realizado por CONAF han podido ser controlados y extinguidos dentro de los tiempos esperables.

A la fecha, el único incendio que ha pasado las 100 hectáreas, ha sido el ocurrido en la Hacienda Topocalma, las que fueron consumidas por las llamas en un par de días. En este escenario, se movilizaron brigadas forestales, apoyo del servicio forestal de la séptima y octava región, y aeronaves que trabajaron en la zona. Además del anillo de protección costera, bomberos y otras entidades.

Por eso, es que el director regional de CONAF, Marcelo Cerda Berríos, ha estado durante todo el mes recorriendo comunas de la región que son más propensas a sufrir incendios forestales; así también la sección de prevención de la Corporación, la cual estas últimas semanas ha recorrido incluso zonas turísticas para educar a la población sobre cómo evitar conductas riesgosas.
En este marco, el Director, también estuvo en lacomunade Peumo, en la base de brigada Hotel-6, lugar donde se encuentran dos de las cuatro aeronaves con las que cuenta la región. Y que han estado trabajando en lo que va de la temporada de alta incidencia de IF, y se quedarán durante los próximos meses para apoyar en el combate.

Agusta A-119 Koala y Agusta 119 MK2, son los dos helicópteros utilitarios que han llegado, y su capacidad de transporte de personal es de 7+1, esto significa que pueden trasladar a siete pasajeros además del piloto. Estas aeronaves tienen capacidad de descarga de 900 litros, lo que es muy efectivo a la hora de entrar a terrenos complejos.

“Estos helicópteros cuentan con un helibalde plegable de marca Bambi Bucket, con capacidad para 900 litros de agua, retardante o espuma según los requerimientos técnicos. Sin duda, el contar con este tipo de apoyo es fundamental, teniendo en cuenta lo difícil que pudiesen venirse los próximos meses en relación a los incendios forestales.

Esperamos como CONAF O’Higgins, que estas aeronaves ayuden en terreno, para poder continuar actuando de forma efectiva, con baja cantidad de superficie quemada. Resultado que se consigue con el buen combate y la preparación de nuestro personal”, comentó Cerda.

Estos 2 helicópteros ubicados en la comuna de Peumo, se encuentran en un punto geográfico céntrico de la región, lo que permite mantenerse a distancia pertinente de cualquier punto donde se pueda provocar un incendio forestal. Cada helipuerto está debidamente certificado por la DGAC.

Estas aeronaves utilizadas en Europa para el combate, son comunes de ver en España, país donde más se utiliza este modelo; el cual utiliza como fuentes de agua tranques, ríos o embalses. Sin duda, en su segunda temporada en la región, se espera que nuevamente el trabajo que Agusta A-119 Koala y Agusta 119 MK2 realizan, permitan que el ataque al fuego sea más efectivo y contribuya a la labor que el Departamento de Protección contra Incendios Forestales realiza para el bien de los bosques y de la comunidad.

Y el despliegue aéroe de CONAF no termina ahí; gracias a la inversión que el Ministerio de Agricultura ha puesto para el servicio forestal del país, es que además O’Higgins hoy cuenta con un helicóptero Bell 212, el cual con una capacidad de descarga de más de mil litros, está protegiendo la zona de Pumanque, comuna fuertemente afectada por los incendios forestales de la llamada Tormenta de Fuego.

Sumado a esta última llegada de recursos, también CONAF cuenta con un AIR tractor 802, aeronave que tiene una capacidad de descarga de 3.000 litros; refuerzo que se encuentra ubicado en Independencia, pero actualmente ya está operativo y trabajando en incendios. Todas estas adquisiciones llegan a demostrar a la región, la importancia que tiene para el gobierno, y para la Corporación Nacional Forestal, la seguridad de los bosques de la región; y la necesidad que tenía O’Higgins de poder contar con una flota que permitiera tener como hoy, los cielos cubiertos.