Cifras que hablan de crisis: ¿Si no las veo, dejan de existir?

07 Julio 2020

Datos duros sobre la decadencia de aquí, de allá y de África. Información fehaciente de aquí, de allá y de Asia ¿Tener acceso a la información como nunca antes en la historia nos hace más sabias y sabios? ¿Haremos algo al respecto? Nos estamos preocupando pero ¿nos estamos ocupando?

Gonzalo Chacón >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Invitado

En el encierro son decenas, cientos de ideas, hipótesis, preguntas y respuestas que surgen a veces de forma pausada, en orden, como fila para entrar a la farmacia y en otras ocasiones huracanadas, indescifrables, como billete volador en el ciclón millonario del Kike en los 2000. Muchas de esas ideas o conceptos se orientan hacia la relación del ser humano con su contexto y el tipo de información que intentamos digerir.

En África, Asia y América Latina, 151 millones de niños viven en estado de desnutrición crónica nos informa UNICEF mientras la OMS nos entrega el dato de 381 millones de niños y adolescentes obesos en EE.UU y Europa. Según la FAO existen cerca 200 millones de personas carecen de vivienda y 1.500 millones residen en casas inhabitables o indignas y en condiciones de hacinamiento. Asimismo, el Instituto de Recursos Mundiales dice que cerca de 1.000 millones de personas habitan en áreas donde existe escasez de agua. 

Sé de la última canción lanzada por Diego Lorenzini, sé cuantos minutos jugó Alexis hace un par de días, sé también que la útima temporada de Dark te hace explotar la cabeza sin siquiera haberla visto. Sé tantas cosas sin importancia que me hacen cuestionar hacia donde estoy dirigiendo mi atención.

Los datos globales no dejan fuera a Chile claramente, donde cerca de 40.000 niños y niñas sufren desnutrición según la encuesta Casen de 2017 y cerca del 25% de niños menores de 5 años sufren de obesidad, el mismo informe revela que cerca de 2 millones carecen de vivienda o residen de allegados y la Dirección General de Aguas habla de un 50% de déficit en abril del presente año. Datos irrefutables, condiciones de vida sobre miles y millones de habitantes del mundo de los cuales no tenemos información constante o simplemente no queremos ver, solo sabemos de números, estadísticas, no hay caras, nombres o sueños por cumplir.

El 26 de enero de 1990 el Estado chileno suscribió a la Convención sobre los Derechos del Niño, adoptado por la Asamblea de la Organización de las Naciones Unidas. El 30 de Julio de 2018 el ministro de Justicia Hernán Larraín presentó el informe realizado por la ONU que señala la violación sistemática y grave de los derechos humanos de los niños bajo tutela del Estado chileno.

¿Si no leo o escucho estos datos, dejan de existir? Si estuviéramos conscientes de éstos, recibiendo noticias diarias, si nos preocuparan realmente ¿Haríamos algo al respecto? ¿Tener acceso a la información como nunca antes en la historia nos hace más sabias y sabios? Son algunas de las preguntas que llegan volando como billete en el ciclón millonario del Kike en los 2000. 

Contenidos que pueden interesarte

No existen contenidos para esta sección.