Bacteria clostridium difficile: La realidad en el Hospital Regional y en la Salud Privada de Rancagua

Director del Hospital de Rancagua, Doctor Francisco Daniel, señaló que si bien hay 17 casos no se trata de un brote y que la situación estaría controlada. En la salud privada también han tomado medidas al respecto.

Imagen de Loreto Morales
1,422 Lecturas
26 de Abril, 2012 07:04

Un gran porcentaje de los centros hospitalarios del país presentarían casos de la bacteria clostridium difficile, como el que brotó en la Posta Central de Santiago, así lo aseguró el Director del Hospital Regional, Doctor Francisco Daniels. “Nosotros tenemos 17 casos en este momento en el hospital, sin embargo, nosotros habitualmente, tenemos del orden de los 5 a 6 casos mensuales y en este momento tenemos una alza y estamos buscando todos los antecedentes epidemiológicos para hacer el seguimiento y ver cuál es el origen”, señaló el facultativo.

“Nosotros hemos tomado medidas primero de tratamiento a los pacientes que están con el problema y segundo de prevención para evitar que esto se siga transmitiendo. Frente a eso se realizan los aislamientos, el personal se está re capacitando, generando medidas de protección personal a quienes atienden a estos pacientes, mascarillas, guantes, pecheras plásticas y torsos desechables, desinfección especial de todos los instrumentos e insumos que se utilizan en los enfermos. Hemos generado medidas preventivas en torno a las visitas, se han restringido los horarios y la cantidad de personas que puedan visitar a los enfermos para que estos no se conviertan en transmisores. Este protocolo se hace no sólo en este caso sino que en todos los casos infecciosos”, precisó el mandamás del recinto hospitalario.

Daniels también señaló que ninguno de los pacientes está de gravedad, no hay fallecimiento por esta causa ni tampoco ninguno ha fallecido por causas médicas de origen. Además indicó que se han adoptado medidas de aislamiento, como poner a los pacientes en salas aisladas. También se ha generado aislamiento de los pacientes que han tenido contacto con los que presentan el problema. Esta es una enfermedad, aseguró Daniels, que se transmite a través de esporas, vale decir que está en el aire, por lo tanto tiene una transmisión bastante más fácil.

Realidad de la salud privada

El Doctor Fernando Soto, Director Médico Clínica de Salud Integral, también está conciente del problema infeccioso que traería consigo un brote de una bacteria similar, es por eso que explicó las medidas que toma la Clínica para evitar situaciones así.

“Nosotros afortunadamente no tenemos, como ocurre en algunas unidades de cuidados intensivos, bacterias que estén colonizando permanentemente dichas áreas, lo cual es muy fácil de producirse por el manejo de pacientes graves con bacterias que por el uso sucesivo de antibióticos se están haciendo cada vez más resistentes. Sin embargo si hemos tenido bacterias multi resistentes, o sea, con desarrollo de resistencia a antibióticos  como de la Posta Central, fundamentalmente pacientes que nos han llegado del ámbito público”, indicó.

El facultativo de la Clínica Integral también expresó que en casos similares se mantiene un protocolo estricto como mantener a los pacientes infectados en un cubículo aislado. La norma sugiere cubículos con presión positiva, es decir que están estructurados en su sistema de ventilación de forma que cuando se abre la puerta el aire sólo sale, de esta forma no entran contaminantes. El uso de material es desechable, particularmente en pacientes con ventilación mecánica es otra punto del protocolo, esto se refiere a todas las mangueras que se usan, material que antes se esterilizaba, hoy en día por normativa debe ser desechable. 

Esta normativa indica que después de siete días cada paciente se le cambia el set, también al ingresar se le debe colocar un set nuevo. Cuando la persona se va prosigue la parte de sellado. El protocolo indica posteriormente la limpieza terminal del cubículo donde estuvo el paciente y no se vuelve a ocupar de acuerdo hasta que los cultivos que se toman de todos los objetos que componen el cubículo, como cama, velador, equipos, monitores, ventiladores, salen totalmente negativos, por lo tanto, se garantiza que no haya un germen que pueda infectar al siguiente paciente.

El Doctor Soto recalca que el sistema público tiene una dinámica diferente que hace que sea más propenso a estos brotes. “Hay una serie de factores, tiene que ver con la composición de los pacientes, probablemente hay temas de nutrición, enfermedades crónicas y el grado de control que se haya tenido sobre el paciente, esto puede hacer alguna diferencia. También la puede hacer el hecho que la gran demanda en el sistema público obliga a una ocupación permanente por lo tanto no permite el lujo de tener una cama de UCI desocupada 48 o 72 horas hasta que se logra tener la certeza de que los cultivos salgan negativos y que el aseo garantice que no hay rastro de germen o la bacteria que tuvo el paciente anterior. En el resto yo creo que no hay diferencias técnicas”, aseguró el facultativo.

FOTO: http://elboletin.bligoo.com/

Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <p> <br>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.