Presidente Regional Juventud DC por Carolina Goic: "Confío en que será capaz de representar a toda la DC y no sólo a un pequeño sector"

El joven dirigente además señaló que "nuestros rivales son la desigualdad, las injusticias, la corrupción y la derecha, mientras que nuestros aliados para derrotarlos están en la centro izquierda. Pensar distinto es traicionar nuestra identidad".

Imagen de Corresponsales El Rancahuaso
2,682 Lecturas
13 de Mayo, 2017 02:05

Gabriel Palma hoy tiene 25 años y es Presidente Regional de la Juventud Demócrata Cristiana, pero además en las últimas elecciones municipales fue electo concejal con la mayoría de los votos en Litueche, transformándose así en el concejal más joven de la región. Su gestión y liderazgo en ambos cargos le hacen merecedor de voz propia dentro de su partido, y en esta ocasión hemos querido conocer su opinión sobre la situación en que se encuentra la DC de cara a los próximos desafíos. Ante ello nos indicó;

Mira, para quienes ingresamos a la Democracia Cristiana convencidos del testimonio de camaradas como Frei Montalva, Tomic y otros, y aprendiendo de las revoluciones que estos desarrollaron en su época -como la agraria y la chilenización del Cobre-, se nos hace difícil entender y aceptar lo que está sucediendo en el partido.

Pero, ¿Qué es lo que está sucediendo y cuál es tu planteamiento al respecto?

No es secreto que en la DC hoy conviven dos posiciones. Una de convergencia con la izquierda y otra del camino propio (la que para algunos, incluso permitiría negociar y votar con la derecha sin complejos). Yo estuve por primarias y lista única parlamentaria, mi deseo es mantener y proyectar el bloque de centro izquierda más allá de lo electoral, pero la Junta Nacional eligió otra alternativa (primera vuelta), y créanme; la respeto. Sin embargo, creo que aquellos que justifican el camino propio en una supuesta y necesaria “búsqueda de identidad partidaria” cometen un error, y no estoy dispuesto a ser cómplice en aquello.

Me explico. Sé que en la DC hay algunos que están por la tesis de mantenerse en el centro, pero sólo para condicionar su apoyo a la izquierda tras una intensa “negociación”. Eso me duele y me frustra, ya que esos mismos se niegan a asumir que las grandes transformaciones sociales que ha impulsado la Democracia Cristiana en nuestro país han contado con el respaldo de la izquierda y no a la derecha, y que los gobiernos de izquierda siempre han contado con el fiel apoyo de la Democracia Cristiana. Eso ha permitido lograr transformaciones sociales inmensamente necesarias y que nadie podría desconocer ¿Acaso imaginan la reforma agraria de Frei padre siendo respaldada por los latifundistas de derecha? Quedarse en el centro para después “negociar” no es el camino correcto, lo que deberíamos hacer es recorrer el camino largo, o sea, asumir y reconocer nuestros errores para poder proyectar el futuro. Quedarse en el centro argumentando que debemos “recuperar nuestra identidad” es hacer trampa, ya que eso es levantar un discurso que no convence y beneficia a muy pocos. Si bien somos un partido que nació como opción a los extremos, eso no nos permite votar con la derecha o decir que si estamos en segunda vuelta votaremos por Piñera. Nuestra identidad está clarita, y fue definida desde que decidimos ponernos del lado de los más desprotegidos, si algunos la han desconocido por conveniencia personal ese es otro cuento.

Y ante eso ¿Cuál es el rol que deberían asumir como jóvenes y en que te basas?

Creo que esta generación no está llamada a descubrir o redescubrir nuestro domicilio político, sino que somos los llamados a ratificarlo, en la nueva mayoría o en la coalición con nombre que quieran darle, pero hemos, estamos y espero que estemos en la centro izquierda. No por capricho, sino porque Chile merece que seamos más los que deseamos generar cambios sociales que beneficien a la mayoría, pero sobre todo a la clase media y baja que día a día luchan por salir adelante.

Algunos camaradas estarán en desacuerdo con lo que te acabo de decir, quizás toque algunos intereses o hiera sensibilidades, pero estoy convencido que mi tesis no es descabellada, es que hablo mirando y respetando lo que hemos acordado. De hecho si miras las conclusiones del V Congreso Ideológico notarás que ellas se fundan en la defensa de los más desprotegidos y así lo hemos ido expresando en los diversos espacios. Sin ir más lejos, como JDC nos hemos pronunciado en más de una ocasión a favor de la defensa y recuperación de recursos naturales como el Litio y el agua, a favor de los pequeños y medianos campesinos, por el fin de las AFP, por educación y salud pública y de calidad, por el aborto en 3 causales, por defender el mar de todos los chilenos, por reformas al sistema tributario, al mundo laboral y a la constitución, entre otras cosas. Si con eso no queda claro desde dónde y con quién es que debemos cambiar el país, entonces no sé qué se pretende.

Pero en tu mismo Partido hay militantes que dicen cosas diferentes. ¿Qué tienes que decir?

Ahora bien, reconozco la crítica que nos hace el mundo social, y como tal no me puedo hacer el leso. Debo asumir que algunos camaradas han legislado o dirigido el país olvidando nuestros acuerdos, ni siquiera hablo del programa de Gobierno. Es que fíjate, me refiero a que han desconocido nuestros acuerdos internos, o sea, han desconocido el parecer de miles, los mimos miles que después estamos en la calle recibiendo críticas dolorosas y a veces fundadas.

Para insistir en mi reproche a esa supuesta búsqueda de identidad, te cuento que después de la junta me he preguntado lo siguiente ¿Acaso apoyar en segunda vuelta la propuesta que profundiza de manera gradual las transformaciones sociales impulsadas por este gobierno y que hoy se representan en Guillier -incluso en Sánchez- es abandonar nuestra identidad? Y cada día que pasa me respondo más convencido que no. Al contrario, con ello ratificaríamos lo que siempre debimos haber hecho según nuestras propias bases y de paso ratificaríamos lo que muchos DC hicieron por nuestra gente en la época más dura que hemos atravesado como país.

¿Quién es tu candidato a la Presidencia?

Por favor, sin vacilaciones. Mi candidata es Carolina Goic, creo en ella. Confío en que será capaz de ser coherente con lo expuesto en la junta; Primera vuelta y pacto parlamentario. Confío en que será capaz de representar a toda la DC y no sólo a un pequeño sector, el cual por momentos pareciera que quiere cruzar a la derecha.

Como ya dije, no adherí a la tesis de primera vuelta, pero al imponerse esa opción confío en que Carolina utilizará dicho espacio para levantar banderas que permitan a la comunidad reconocernos como aquellos que estamos por terminar el actual sistema de AFP, por recuperar el agua, el mar y los recursos naturales. Para que nos reconozcan como aquellos que queremos hacer una reforma educacional incluso mejor a la de Frei Montalva, que somos los que nos inspiramos en Manuel Bustos y María Rosas para defender a los trabajadores, que somos los que queremos un sistema de salud digno y de calidad para cada uno de los chilenos y entre otras cosas que somos los que se sienten orgullosos de sus jóvenes y por eso los respaldan otorgándole los espacios que se merecen. Confío que Carolina abordará otros temas además de la probidad y la trasparencia, confío en ella, en su equipo y aquí estoy a disposición para aportar. Pero advierto, ser leal al partido no significa ser condescendiente con las malas decisiones, ser leal no significa aceptar y callar cuando Mariana nos notifica por la prensa que “la DC ya no es parte de la nueva mayoría”.

Mira, en un rato debo seguir con mi labor desde la concejalía, pero no puedo ser indiferente ante la decisión de quien gobernará nuestro país. No seré como otros concejales que entran a un partido para que la elección les sea más fácil y cómoda, pero después “les dan lo mismo estos temas”, y se quedan en la casa sin hacer la pega o haciendo gestión con la derecha. Como concejal quiero un Gobierno que escuche y responda a nuestras demandas. Necesito un Gobierno que trabaje por caminos rurales que devuelvan la dignidad a mis vecinos, por la recuperación del acceso a nuestras playas, que no haga esperar a los comités de vivienda casi una década, uno que fije reglas claras en la relación negocios-política, que continúe el camino de educación gratuita para nuestros jóvenes, que trabaje por salud de calidad para nuestros niños y adultos mayores, que avance hacia el fin de las AFP, que fije una política de migrantes coherente, que recupere nuestros recursos como el mar, el agua y el litio, entre otros.

Hoy el proyecto que respaldo es el que encabeza Carolina y en segunda vuelta respaldaré el que recoja lo recién expuesto, lo demás es verso y calculadora. 

Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <p> <br>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.