Don Agustín Ross Edwards, el visionario

En el mes de noviembre murió el escrito José Arraño, quien escribió los libros "Pichilemu y sus alrededores turísticos” y “Hombres y cosas de Pichilemu”. Esta es la historia del visionario Agustín Ross, descrito en las obras de Arraño.
Imagen de Corresponsales El Rancahuaso
2,521 Lecturas
06 de Diciembre, 2009 08:12
“Un joven de hermosa figura, natural de La Serena, descendiente de alglosajones, educado en el Queen ’ Street Intitution de Edimburgo, poderoso en riqueza”. Con estas palabras define don José Arraño Acevedo a don Agustín Ross Edwards en su libro Hombres y Cosas de Pichilemu, al comienzo del relato en que resume los aspectos de la vida de este nortino que un buen día se avecindo en estas tierras.
Fascinado quedó don Agustín con la geografía de la costa colchagüina cuando la conoció a fines del siglo XIX, tomando la firme decisión de construir aquí un hermoso balneario al mas puro estilo eurepeo, para descanso de la sociedad chilena.
Compró entonces, en septiembre de 1885, a don Pedro Parga el terreno apropiado para el proyecto, iniciando de inmediato la construcción, desembolsando buena parte de su fortuna en ello.
Entre las obras que destacan de aquellos años están el Gran Hotel, los baños tibios al estilo europeo, y el Casino, este último construido entre 1906 y 1909, inclusive. Construyó también don Agustín Ross un correo, un telégrafo y un surtido almacén.
Comenzó a poco andar el desfile de las familias que escogían el incipiente Pichilemu para vacacionar, los paseos en el Parque era uno de sus atractivos. Para atender a tales visitantes don Agustín pronto proveyó su balneario de alcantarillado, lavandería, caballerizas, herrería, botica, panadería, pastelería, peluquería y una cancha de tenis. Todo ello muy bien concluido, con materiales de primera calidad, gran parte de ellos importados.
En aquella época en que el señor Ross se afanaba en su balneario, el gobierno de Chile creo la comuna de Pichilemu. Fue en 1891, aunque no fue sino hasta 1894 que se constituyó su primer municipio, entre cuyos regidores se contaba a don Jose María Caro Rodríguez, padre del futuro cardenal, quien fue elegido como primer alcalde.
Sólo en 1926, un 5 de enero, el ferrocarril llegaba a Pichilemu, dándose por concluida la obra del señor Ross, con este magno adelanto. Meses después, el 20 de octubre de 1926, fallecía don Agustín en Viña del Mar, luego de lo cual su sucesión dono a Pichilemu sus bosques, terrazas, parques, escalinatas, etc. con la condición de que todo fuera atendido dignamente.

Fuente: Pichilemuchile.com
Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

2 Comentarios

Comentarios en Facebook

Imagen de Cynthia Rey

Gracias Cristian! ahora

Gracias Cristian! ahora está más visible la fuente.

saludos,

Imagen de Cristian

Amigos, les falto citar la

Amigos, les falto citar la fuente de este artículo, fue publicado en www.pichilemuchile.com, y la verdad es un resumen de una biografia mas larga que publico don Jose Arraño Acevedo acerca del sr. Ross en uno de sus libros. Yo hice este resumen en 2005 para publicarlo en nuestro diario electrónico.

Saludos desde Pichilemu.

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <p> <br>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.